Nombramiento del Delegado General para la Formación de los Clérigos Regulares (Teatinos)

Nos es grato anunciar a través de este medio que, como fruto de la reflexión de nuestro prepósito general, Rvdmo. P. Salvador Rodea González, C. R., y su consejo general ordinario, se determinó nombrar delegado general para la formación de los clérigos regulares (teatinos), mediante decreto del Prepósito General 03/2015, del 28 de septiembre de 2015, al R. P. Juan Carlos Di Camillo, C. R., actual vicario provincial de la provincia de «Nuestra Señora de Luján y San Cayetano», en Argentina; rector de la casa de formación «San Cayetano», en Villa Adelina (Buenos Aires, Argentina) y párroco de la comunidad homónima en la misma localidad bonaerense.

De este modo se lleva a cumplimiento lo estipulado por las Normas y Decretos Capitulares (2015), n.º 3.1, donde se establece que:

Siendo la formación prioridad fundamental, consideramos que sea necesario crear un equipo de formación congregacional, para dedicarse en este sexenio a la formación integral en la preparación de textos, subsidios, formación permanente, encuentros periódicos de formadores, cursos y proyectos que puedan llegar a unificar conceptos e intereses formativos no sólo de nuestras casas de formación, sino de los laicos. Este equipo será presidido por el delegado general encargado del área formativa e integrado por otros miembros idóneos de la Orden, designados por el Prepósito General a propuesta del mencionado Delegado, que tenga como finalidad:

  • A. Velar por la aplicación de la Ratio en toda la Orden.
  • B. Llevar a cabo un análisis de las realidades en cada provincia.
  • C. Acompañar y ayudar a los formadores de cada provincia, proporcionándoles los medios necesarios para su labor de formación.
  • D. Proyectar un íter formativo que responda a las etapas establecidas por la Ratio.
  • E. En el lapso de tiempo de un año presentar el proyecto elaborado al consejo general pleno para su actuación.

Le deseamos al P. Di Camillo un buen desarrollo de su tarea, iluminado por el Espíritu Santo y guiado por el testimonio de nuestros mayores. Sabemos que en el área formativa de nuestra Orden se ha venido cultivando desde sus primeros años en el ministerio sacerdotal, mientras que en su labor de conducción de la provincia teatina de Argentina (2001-2013) se ha esforzado por actualizar los planes de formación teatina, según las exigencias actuales de la vida religiosa y siempre en fidelidad a nuestro carisma.
Además, esperamos que la comisión (o equipo) de formación que él contribuirá a organizar, y presidirá, pueda ser un verdadero agente multiplicador de teatinidad dentro y fuera de los confines de nuestra Orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *