Fallecimiento del P. Salvador Cano Méndez, C. R.

Hemos recibido un mensaje, firmado por el R. P. José Saavedra Flores, C. R., vicario provincial de los teatinos en México y que nos ha reenviado nuestro prepósito general, rvdmo. p. Salvador Rodea González, C. R.

El texto del mensaje es el siguiente:

Queridos Hermanos en Cristo.

Les saludo en esta noche.

El motivo de este correo es para hacer de su conocimiento que el día 2 de octubre a las 22:50 el P. Salvador Cano C. R., ha sido llamado a la casa del Padre.

Esperemos que Dios, nuestro Padre, por intercesión de san Cayetano, le tenga gozando en su presencia.

El P. Rogelio me estará informando sobre los horarios de velación, lugar y el horario de las misas.

La familia del P. Salvador Cano está en comunicación con el padre Rogelio y a su vez me informará para yo hacerles saber y ojalá nos podamos reunir y acompañar al padre.

Encomendemos a nuestro hermano Salvador.

Les envío un abrazo en Cristo.

P. José Saavedra Flores CR
Vicario Provincial

Algunos datos biográficos del P. Cano, C.R.

El P. Salvador Cano Méndez, C. R., había nacido en México, D. F., el 16 de septiembre de 1950, siendo bautizado el 12 de diciembre de 1950 en Ciudad Mendoza, Veracruz. El 25 de agosto de 1980 ingresó en el seminario teatino de México, haciendo su primera profesión religiosa teatina el 16 de septiembre de 1984. Emitió su profesión solemne el 14 de septiembre de 1987. El 17 de abril de 1988 fue ordenado diácono, mientras que recibió su ordenación sacerdotal el 25 de septiembre de 1988.

Dios lo reciba en los altares del cielo y, desde allí, el P. Salvador Cano ofrezca la Eucaristía eterna para bien de los que todavía somos peregrinos en este mundo. ¡Qué descanse en paz!

Muestras de cercanía de parte de los hermanos en esta hora del último viaje del padre Cano

Junto con el deseo de que haya paz para el alma de nuestro hermano Salvador Cano, ya manifestado por nuestro mismo prepósito general, Rvdmo. P. Salvador Rodea González, C. R., otros miembros de la Orden teatina enviaron sus condolencias a la casilla de correo electrónico de la secretaría general.

Entre otros, el R. P. Ricardo Linares, C. R., superior de la casa «San Gaetano» (Morlupo, Italia) envió su pésame y el de toda la Comunidad en estos términos:

Desde la comunidad de San Cayetano de Morlupo, llegue a todos nuestro más sentido pésame y que el Padre de las Misericordias pueda recibir en el reino prometido a nuestro Hermano P. Salvador. A sus familiares y a la comunidad de la provincia de México les aseguramos nuestras oraciones y nuestra siempre cercanía afectuosa.
P. Ricardo Linares, P. Jaime Ibarra, P. Gabriele Darida, P. Igino Rosin.

El R. P. Pedro Estelrich, C. R., se manifestó de la siguiente manera:

Rezo por el alma del Padre, ofreceré las eucaristías para que el Señor le tenga en sus manos.
P.Estelrich

El R. P. Luigi Ferro, C. R., superior de la casa «San Gaetano» (Ferrara, Italia) nos avisó lo siguiente:

Porgiamo sentite condoglianze alla famiglia di P. Salvador Cano e a tutta la famiglia teatina del Messico. Domenica 4 c.m., ore 9:00re 9:00
Spanish: Biblia Dios Habla Hoy - DHH

Štetje svetopisemskih vrstic se za?ne z 1! Vrstica 0 ne obstaja!

WP-Bible plugin
, celebriamo santa Messa per il nostro confratello.
I Padri Teatini della Casa di Ferrara.

Para tener en cuenta

a. Constituciones de la Orden de los Clérigos Regulares, art. 9

Reine, pues, en nuestras comunidades un verdadero amor fraterno de modo que la vida común sea para todos una ayuda mutua “para conseguir lo que es más importante y, por descontado, lo más útil, a saber, la fuerza de los votos y el fin que se han propuesto al emitirlos, por el cual nos hemos reunido en nombre de nuestro Señor Jesucristo” y, como afirma san Cayetano, el fundador de nuestra Orden, “con un vínculo tan fuerte que ni los cambios de lugar ni la misma muerte podrán romper”.

b. Constituciones de la Orden de los Clérigos Regulares, arts. 88-89

Al fallecer un profeso, novicio o postulante, su cuerpo, acompañado de todos los hermanos, será trasladado a la iglesia. Luego, en el tiempo oportuno y observadas las costumbres del lugar, se celebrará el Oficio de la sepultura y la Misa exequial y se designará a un sacerdote que ofrezca, durante treinta días, en sufragio de su alma, el Sacrificio Eucarístico.

La noticia ha de comunicarse, cuanto antes, a la Curia general y a todas las Provincias. Apenas recibido el aviso de la muerte, todos los sacerdotes de la congregación celebrarán dos veces la Eucaristía en sufragio de su alma. Los que no son sacerdotes participarán dos veces en el Sacrificio eucarístico, recibiendo en él el Cuerpo de Cristo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *