Fallecimiento del hno. Manuel Pi de Paz, C. R.

Hace poco tiempo lo encontramos en Iranzu. Eran los días del capítulo general 2015. Su cuerpo agitado mostraba cierto dejo de cansancio y fatiga. Como quien se va despidiendo, sus ojos tenían un toque insistente de nostalgia. Era el hermano Manuel Pi de Paz, C. R., a quien habíamos conocido casi veinte años atrás cuando, en Béjar, se había hecho presente para acompañar al padre Eugenio Julio Gómez González, C. R., que estaba internado en Salamanca.

Siempre activo. Siempre al servicio de los padres ancianos o enfermos. Así queda en nuestra mente y en nuestro corazón. ¡Hasta siempre, Hno. Pi!

Estimados hermanos en Cristo:

En la noche de ayer, lunes 5 de octubre de 2015, como consecuencia de una caída, ha fallecido el Hno. Manuel Pi de Paz, C.R., quien estaba destinado en nuestra casa de Santa María de Iranzu en un delicado estado de salud.
Había nacido en Barcelona un 16 de abril de 1936 y bautizado en la misma ciudad el 18 de abril de 1936.

Ingresó como postulante en nuestra casa de Son Espanyolet, y tras el noviciado realizado en Iranzu, profesa el 14 de septiembre de 1971. De allí, es destinado a la casa de Son Espanyolet para el cuidado de los padres ancianos, tarea que desarrolló a lo largo de toda su vida en diversas casas: Béjar, Sant’Andrea della Valle, Felanitx, San Alfonso de Palma e Iranzu.

Que el Señor le recompense todo el bien que hizo, especialmente en el cuidado de los enfermos a los que siempre atendió con delicadeza y cariño. Descanse en Paz.

Un fraternal abrazo

P. Pablo Guerrero Pacheco, C.R.
Prepósito Provincial

En modo particular, mientras está desarrollando su visita a la provincia teatina de Brasil, nuestro prepósito general, Rvdmo. P. Salvador Rodea González, C. R., envía sus condolencias al provincia teatina de España, en la persona de su prepósito provincial, M. R. P. Pablo Guerrero Pacheco, C. R. Dicha salutación de pésame por el deceso del bien recordado Hno. Pi, viene expresada de la siguiente manera:

Que el Señor nuestro Dios le auxilie con su Sabiduría

Te saludo con respeto y con fraternidad después de unos días de la pérdida del Hno. Manuel Pi. Dios le tiene en su Gloria.

Siempre la partida de un hermano nos hace reflexionar sobre la vida. He tenido la oportunidad de acompañar a algunos hermanos en este paso y los sentimientos son contradictorios. Sabes, ese momento de pensar en lo muy humano y a la vez lo que es nuestra fe.

Hemos orado por el hermano Manuel Pi y por toda la provincia teatina de España. Les saludo a todos los hermanos y mis condolencias sinceras.

Unidos en la oración. Que Dios nos siga bendiciendo.

P. Salvador Rodea González, C.R.
Prepósito General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *