Argentina: 10 años de presencia teatina en Empedrado

El recuerdo se extiende hacia un pasado reciente. Los mismos ecos de niños corriendo por las calles de arena y el sol de noviembre transformando en ríos de fuego las arterias del pueblo. Todo estaba listo para la fiesta. La fiesta consistía en dar gracias a Dios por una comunidad religiosa que se hacía cargo de la parroquia de Nuestro Señor Hallado (Empedrado, Corrientes, Argentina). El entonces prepósito provincial, padre Juan Carlos Di Camillo, C. R., y el arzobispo que presidía la arquidiócesis de Corrientes por aquellos años, monseñor Domingo Salvador Castagna, se daban cita, junto a los fundadores de la novel comunidad teatina, el padre Juan Roberto Orqueida Guaglianone, C. R., y el entonces diácono Néstor Enrique Alfonso, C. R., en la plaza principal del pueblo. Trascurría el día 25 de noviembre de 2005. La ilusión encendía su fogata mayor, para alumbrar el nacimiento de un nuevo proyecto teatino, con los rasgos propios de una misión comprometida con los más humildes.

Este miércoles 25 de noviembre de 2015, han poblado el templo parroquial empedradeño otros rostros y otros nombres. Se podía ver a un nuevo prepósito provincial, el padre Mariano Sebastián Salvador, C. R.; a un aguerrido e infatigable párroco, el padre Pedro Miguel Romero, C. R.; a un colaborador inefable, el padre Martín Schmidt, y la frescura de la gente sencilla. Todos ellos esparcieron ráfagas de memoria y de proyectos por las calles de Empedrado –con más asfalto que hace diez años atrás– y se dispusieron a celebrar el rito de la evocación, uniendo pasado, presente y futuro, sobre un altar de esperanza.

Junto a la acción de gracias religiosa no pudo faltar la fiesta popular, que tiñó de rojo y azul la noche de Empedrado, para dejar que el sentimiento hecho canción elevase su nota más alta hacia el cielo.

Dios siga acompañando la marcha de nuestros hermanos en la mítica «tierra sin males» del Nordeste argentino. ¡Feliz aniversario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *