Actividades en la provincia teatina de los Estados Unidos (diciembre 2015)

Por: David Arroyo Alonso, Novicio

Por gracia de Dios, durante el mes de diciembre, nuestra provincia de Estados Unidos ha tenido diversas actividades que nos han enriquecido y nos han dado alegría en nuestro caminar.

Tuvimos la oportunidad de acompañar al pueblo de Dios en las fiestas de nuestra Señora de Guadalupe apoyando a tres parroquias y participando en la liturgia. Estas parroquias son: Our Lady of Guadalupe en Denver, CO, Holy Family en Pueblo, CO, y Santa Margarita en Cortez, CO. Nuestro trabajo se vio enriquecido con la convivencia de familias mexicanas que con devoción celebraban su fe. Para las fiestas patronales en la parroquia de Guadalupe en Denver, se apoyó todo el fin de semana donde se congregó a más de dos mil personas para celebrar a la Virgen del Tepeyac. Como es de costumbre, la parroquia realizó una kermesse todo el fin de semana, se cantaron las “Mañanitas” el 11 de diciembre en la noche, y el 12 de diciembre se celebraba las misas con un gran número de personas.

En el comienzo del año de la Misericordia anunciado por el papa Francisco, nuestra provincia tuvo la celebración de la apertura de tres Puertas Santas en nuestras parroquias teatinas:

  • Sacred Heart en Durango, CO,
  • el Santuario de Todos los Santos en San Luis, CO, y
  • en Our Lady of Guadalupe en Denver, CO.

En estas celebraciones, los novicios apoyaron en la liturgia y acompañaron a los coros con el Himno del Año de la Misericordia. En la parroquia de Guadalupe se acompañó una procesión que se organizó alrededor de la parroquia y en algunas calles para entrar con los sacerdotes y toda la gente a la Puerta Santa.

Para recibir el nacimiento del niño Jesús en estas fiestas, los novicios tuvieron distintos gestos de preparación, externas e internas, que nos ayudaron en este camino de Adviento. Se emprendió la tarea de decorar la casa del Noviciado y la parroquia de San Luis, CO, con gran esmero y con la alegría de saber que Jesús se acercaba a nuestra casa. No faltaron los tradicionales pinos de navidad, y las “lucecitas” alrededor de la parroquia, además el seguir impulsando la tradición de poner el “nacimiento” como lugar primordial en estos adornos. Siempre con la idea de “To keep Christ in this Christmas (Mantener a Cristo en esta Navidad)”.

En la parroquia de San Luis, los novicios tuvieron la oportunidad de celebrar las posadas en las nueve misiones que tiene esta parroquia. Las posadas empezaban con la celebración eucarística, donde el sacerdote que presidía hablaba en la homilía de una obra de misericordia; se exponía el sentido de la obra de misericordia que correspondía en el día y nos invitaba a imitar a Jesús misericordioso que quiso hacerse uno como nosotros. Meditábamos el sentido del Adviento con las obras de misericordia. Terminada la misa, se procedía a “pedir la posada”, se hacía el recorrido hacia tres casas donde se pedía la posada; durante este recorrido se cantaban los tradicionales villancicos y en el lugar donde se terminaba la petición de posada se ofrecía una cena para todos los asistentes. La gente, a pesar del frío, salía gustosa por los caminos cantando, rezando y continuando con esta bella tradición.

Que el Señor Jesús, hecho hombre como nosotros, nos ilumine en nuestro camino, y que aprendamos de Él en su humildad y sencillez, y que en este año de la Misericordia lo vivamos con ánimo e intensidad. Tomando las palabras de nuestro Padre San Cayetano, dirigidas al convento de La Sapiencia, quiero desear a toda la comunidad teatina que Jesucristo nazca en nuestros corazones, y haga de nosotros uno solo. Vivamos este tiempo de Navidad con espíritu de alegría, de unión y de misericordia. No me queda más que desearles la paz y la felicidad que nos vino a traer Jesús Niño.

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *